¿Qué es lo mas recomendable en época de frío?

Si ya has pensado en hacerte una intervención estética, la temporada de frío podría ser el momento adecuado. Desde el punto de vista de los especialistas, el final del otoño y el invierno son ciertamente los períodos más adecuados para las operaciones estéticas, incluidas las corporales.

Gracias a las temperaturas más bajas, la recuperación resulta más cómoda y, lo más importante, el vestuario es más adecuado para disimular los resultados hasta la recuperación total. Estos son los procedimientos para programar en la temporada de frío:

Intervenciones faciales

Aproveche las temperaturas más frescas para programar su cirugía de párpados si está en su lista. La blefaroplastia, que es un procedimiento quirúrgico muy popular que se ha vuelto común, ayuda a tratar los párpados caídos debido a la edad, así como a corregir ciertos problemas de volumen, así como las ojeras.

Además, si estás pensando en un lavado de cara, toda la temporada de frío es el momento adecuado. Un estiramiento facial es un procedimiento quirúrgico que trata la parte inferior de la cara y el cuello para una apariencia de piel más joven y firme.

Por otro lado, aún puede programar una intervención de aumento de labios o una sesión de inyección de botox. La intervención consiste en la inyección de toxina botulínica para reducir las líneas de expresión en la zona superior del rostro. Conozca más detalles aquí .

Intervenciones corporales

La cirugía mamaria es una de las operaciones estéticas más populares y representa un conjunto de procedimientos quirúrgicos para aumentar o reducir el volumen mamario. La mamoplastia de aumento y el lipofilling son dos procedimientos que permiten aumentar el volumen mediante la colocación de implantes mamarios o la incorporación de grasa del propio cuerpo. Si estos no son tus objetivos, debes saber que este procedimiento estético también puede ayudarte a corregir problemas relacionados con el volumen de los senos que pueden ser causados por la edad, la pérdida repentina de peso o la lactancia, entre otros.

La abdominoplastia, otra intervención que conviene programar en época de frío, consiste en una operación quirúrgica que elimina la piel y la grasa del vientre. Es una intervención utilizada especialmente por mujeres para armonizar la figura después de uno o más embarazos, o después de una pérdida de peso importante.

En las situaciones antes mencionadas, también se puede recurrir a la liposucción. Esta intervención se utiliza para redefinir la silueta erradicando el exceso de grasa. La liposucción también se puede realizar en los muslos, por ejemplo, con el mismo fin.

Otra operación que se puede realizar a finales de otoño o invierno es el aumento de glúteos, intervención que se puede realizar transfiriendo grasa de otras zonas del cuerpo o aplicando implantes de glúteos.

¿Por qué programar estas intervenciones en época de frío?

En primer lugar, debes saber que la regeneración de los tejidos se ve favorecida durante la época de frío, por lo que la recuperación es más cómoda y quizás incluso más sencilla.

En segundo lugar, con respecto a los procedimientos corporales, cuando hace más frío después de la cirugía, es más fácil usar la ropa interior especial para el postoperatorio. Te servirá tanto para comprimir como para calentar el cuerpo, sin provocar una sudoración excesiva.

Por último, pero no menos importante, en la temporada de frío le será más fácil permanecer en el interior y cuidar su recuperación. Además, puedes usar ropa que te cubra generosamente para no tener que revelar detalles sobre tu intervención si no quieres.

Por lo tanto, es mucho más inteligente programar cualquier tipo de intervención en la estación fría. Disfrutarás de una curación más rápida y un resultado impecable.

Carrito de compra