¿Cómo cuidar tu piel en invierno?

Nuestra piel necesita hidratación y cuidado durante todo el año, pero especialmente en la estación fría, cuando las grandes diferencias de temperatura pueden generar grandes problemas. Por ello, te presento algunos consejos a tener en cuenta para tener una piel sana este invierno.

La ropa fría y gruesa puede dañar la piel. Su rutina de cuidado de la piel de invierno puede ser muy diferente de su rutina de cuidado de la piel de verano. Las temperaturas más frías y la menor exposición al sol hacen que el cuerpo produzca más sebo, por lo que es importante tener un cuidado especial de nuestra piel en los meses de invierno.

¿Cómo cuidar tu piel este invierno?

Usa un humidificador

Considere comprar un humidificador para mantener sus habitaciones con una humedad óptima. Esto puede ayudar a que la piel retenga la humedad mucho mas natural.

Aplicar protector solar con frecuencia

No olvides protegerte de los rayos UV y aplicarte protector solar incluso en invierno. Opta por una loción con un factor de protección alto. Siéntete libre de usar SPF en tu cara, manos y pies, y no olvides tu bálsamo labial SPF cuando salgas de casa.

Hidrata tu piel con frecuencia

Es importante hidratar la piel todos los días. Esta crema hidratante te ayudará a deshacerte de la piel seca, ya que mantendrá los aceites naturales en ella. No todos los humectantes son iguales, por lo que debe encontrar el humectante adecuado para su tipo de piel. Si tienes la piel grasa o con tendencia acnéica, busca un producto libre de aceite para evitar que los poros se obstruyan.

No se siente demasiado cerca del calor

No se siente demasiado cerca de fuentes de calor como chimeneas y radiadores. Una habitación con calefacción secará tu piel y hará que luzca poco saludable. Si tiene una chimenea en su casa, manténgala lo más baja posible y haga funcionar un ventilador cerca para hacer circular el aire. Si no puede bajar la temperatura del sistema de calefacción o del radiador, use mangas largas y pantalones para protegerse del calor.

Usa jabones suaves

Los jabones suaves son perfectos para la piel de invierno, ya que no eliminan los aceites naturales de la cara y el cuerpo. Además, el clima frío puede hacer que tu piel se seque y se vuelva sensible, lo que dificulta la limpieza sin irritarla.

Permanecer menos en el agua caliente

La mejor manera de mantener tu piel sana durante el invierno es limitar el tiempo que pasas en agua caliente. El agua caliente despoja a la piel de sus aceites naturales, dejándola seca e inflamada. Siempre que necesite una ducha rápida, intente usar agua fría.

Opta por limpiadores suaves y sin fragancia

Lo mejor es un limpiador suave, sin perfume, con un equilibrio de pH de 5,5 a 6,5. Opta por productos hipoalergénicos, no comedogénicos y libres de aceite o pídele una recomendación a tu dermatólogo. Esto le ayudará a evitar los brotes y la sequedad mientras ayuda a mantener su piel saludable durante todo el año.

Cuida tu dieta

La piel refleja lo que comemos, por lo que una dieta equilibrada es esencial para la salud en general. Asegúrese de incluir muchas frutas y verduras en su dieta este invierno, ya que proporcionan los antioxidantes que necesita para combatir los radicales libres. Otros alimentos que son buenos para tu piel son aquellos ricos en ácidos grasos omega-3, como el salmón, los huevos y las nueces.

Carrito de compra